TEQUISQUIAPAN QRO.

QUERETARO QRO.
HISTORIA Y TRADICION DE TEQUISKIAPAN QRO

 

 

 

Introducción

La ciudad de Querétaro es, sin duda una de las mejores preservadas del país, a lo largo de los años ha podido preservar su paisaje urbanístico, marcado por la presencia de grandes edificaciones religiosas, casonas, monumentos y obras de ingeniería como el famoso acueducto, arquitectura que no-solo es fabulosa en conjunto sino que también consideradas aisladamente.

Es un centro histórico de aproximadamente 4.2 Km2 de extensión, integrado por 203 manzanas que representan mil 400 edificios que han erigido desde el siglo XVI hasta nuestros días. Cuenta con 10 mil 151 inmuebles 589 tramos de calle y 24 plazas. Donde se puede apreciar una diversidad de estilos arquitectónicos por mencionar algunos, el barroco, neoclásico, indigenista, renacentista, churrigueresco, ecléctico, entre otros.

Querétaro esta ubicada en el centro de la República Mexicana, siempre resulta una zona muy afortunada por ser lugar de paso para las ciudades del norte. Para fortuna nuestra el centro histórico de la ciudad de Querétaro, ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad, ello es motivo de orgullo para los que en ella habitan y posibilitan la conservación de tan importante legado histórico.

Las calles de mayor comercio desde tiempos inmemorables, son las calles de Madero, antiguo camino real, la calle de Juárez y la del Biombo, hoy calle de 5 de Mayo, en ese orden. La traza urbana del centro histórico de la ciudad de Querétaro es reticular, el centro cuenta con calles, callejones, plazas, jardines, que enmarcan y dan vida al centro histórico de Querétaro. Propiciando que la actividad comercial, política, habitacional.

La Casa Mota es una obra considerada, ecléctica del siglo XIX, en donde su valor artístico es admirable en conjunto como en sus detalles. Por esto se realizará una análisis arquitectónico de esta obra.

 

Generalidades

Pese al carácter general de este proceso, la intensidad y profundidad del involucramiento estaba en función de lo asequible que cada uno de los ámbitos fuera respecto de él. Es mas, las diversas clases y secretos sociales fueron afectados de diversa manera en función de la mayor o menor facilidad que tenia cada uno de ellas para apropiarse los signos portadores de la modernidad: servicios urbanos, dotación de agua entubada, conexión de drenaje, pavimentos e iluminación, acceso a ciertas mercancías traídas del extranjero, como el hierro para la construcción o el mármol de los decorados. Si, distintos recursos generaban distintas viviendas. En los asentimientos humanos porfirianos se evidenciaba la heterogeneidad, disimilitud y divergencia del punto del que partió cada sector social, cada casa, cada conjunto habitacional y el conjunto de la vivienda como genero arquitectónico-urbanístico, para avenir a la modernidad, ya fuera en las urbes o en el campo.

Con base en ese punto de partida, se torna comprensible la convivencia durante el porfirismo de grupos sociales cuyas casas conservan la disposición arquitectónica, materiales y sistemas constructivos o expresiones estéticas derivados de la colonia, con otros que emplean los avances técnico-constructivos para reproducir modelos propios de otras latitudes y unas mas subsistiendo en precarias condiciones sin mejora notoria de su calidad de vida. Dando lugar a verdaderos problemas sociales cuyas soluciones solo pudieran ver la luz hasta después de la revolución de 1910.

Al historiar la vivienda, no se puede abordar a la manera como se trataría un fenómeno homogéneo. Mientras que en las ciudades se verificaron con mayor dinamismo los cambios y / o adaptaciones necesarias a las casas para vivir la ciudad burguesa; en el campo, salvo las grandes haciendas y los nuevos conjuntos fabriles, no se registraron cambios que modificaran sustancialmente en el modelo de vivienda rural. Este sector permaneció estático en materia arquitectónica.

Eran pésimas las condiciones de higiene que imperaron en este tipo de viviendas, debido a los grandes hacinamientos registrados, acarreando serios problemas para la salud publica y para la mayoría de los ciudadanos en general. En estos términos, la vivienda mas que satisfactor de habitabilidad, constituyo un verdadero problema social soslayado por las autoridades y los profesionales, entre ellos arquitectos, que no vieron en el un verdadero campo de acción para hacer efectivo su llamado a ser “hombre social”. Así, la vivienda antihigiénica y precaria siguió proliferando y se convirtió en parte de la estadística social al ser clasificada como jacales o chozas en el censo de 1900, constituyendo para algunos estados de la república mas del 50% de este subgénero. Es entendible por que para la mayoría de la población la higiene en sus moradas constituye una categoría que se convirtió en transhistórica y, en consecuencia, en demanda revolucionaria. No en balde durante el movimiento armado de 1910, se gestaron varias leyes que prevenían a autoridades o patrones de dotar de vivienda mínima e higiénica a sus trabajadores, llegando a su culminación en el articulo 123 de la constitución de 1917.

class=SpellE>porfirista y realizados en los últimos diez años de este periodo.

Es en estos escasos ejemplos donde se registra la intervención de los arquitectos de raigambre académica y en donde se perpetran el trasplante de los estilos artísticos neorrenacentista, neogóticos, art-nouveau o eclécticos. No obstante, algunos otros, como los edificios y conjuntos departamentales, transitan y se consolidan en la primera década del XX, arribando a la etapa de la arquitectura de la revolución 1910 como los modelos idóneos para subsanar la carencia de viviendas que el país demandaba, ya en los años veinte de nuestro siglo. Son ellos los que cierran la jornada porfiriana, en lo relativo a nuevas concepciones arquitectónicas de la vivienda urbana.

Por otro lado, desde los años de 1850 hasta principios de la década de los ochenta se observa el predominio del proceso de refuncionalización de los espacios habitacionales, proceso que convive junto con las relativas nuevas construcciones efectuadas dentro de los espacios urbanísticos heredados de la colonia. Los ciudadanos que impulsaron el proceso de la modernidad se vieron forzados a echar mano, en primera instancia, de los recursos físicos disponibles, por lo que sus moradas sufrieron las modificaciones que consideraron pertinentes para tal fin, aun sin las intervenciones de los arquitectos ya que en ese entonces fueron muy pocos los que, de ellos, colaboraron en la creación de espacios habitables a través de la refuncionalización.

Aun en el transcurso de la expansión y creación de la nueva habitabilidad, ya en la década de los noventa, fue preeminente la construcción de nuevas moradas sin su intervención. En términos generales, las casas se distinguieron por revitalizar la disposición arquitectónica heredada del modelo colonial, conservadora y tradicional, aderezándola con la expresión artística plasmada en los pequeños detalles arquitectónicos de puertas, ventanas y / o fachadas enteras, adaptándolas a las condiciones presentadas por los nuevos emplazamientos.

El patio fue el lugar donde se desarrollaba la vida social: fue el elemento arquitectónico integrador por excelencia de todas las familias. Debido al carácter artesanal de la población, no había vecindad o departamentos que en sus exteriores no contaran con accesorias o talleres de trabajo. En ellos instalaban sus locales las tortilleras, los herreros, los tejedores de sillas y demás artesanos. El patio y las accesorias constituyeron dos elementos que se conservaron en la concepción de las nuevas vecindades y en los edificios de departamentos que se empezaban a construir hacia 1880, en un proceso paralelo a la refuncionalización de la zona céntrica, en las nuevas colonias para obreros de la capital.

arquitectura porfirista, no hubo necesidad de ajustes o cambios sustanciales que modificaran el tradicional y arraigado modelo colonial.

Cuando las viviendas se desplantaban en un solo piso, a la mayoría de ellas, se entraba por un alto zaguán, generalmente emplazado al centro de la fachada, con entresuelo, debido a que sus pisos se construían de madera, por lo que las vigas y duelas empleadas necesitaban ventilación; de aquí las ventanillas que se acusan al exterior, en el rodapié. La distribución de las habitaciones fue seriada, lo que hacia forzoso el transito entre ellas en el interior, todas con puertas que comunicaban al pasillo perimetral del patio. Las habitaciones principales, como la sala y dormitorio, fueron colocadas a los lados del acceso, por lo que casi siempre tenían vista a la calle; el comedor, lugar de convivencia familiar por excelencia, se localizaba en el interior de la casa, en el lugar más importante, con vista al patio.

Probablemente, muchas de estas casas se abastecían del agua de sus propias fuentes colocadas en los patios o a la entrada del zaguán. Construidas de tabique, aplanadas con mezcla de cal y arena, algunas con intención artística que por desgracia no han llegado a nuestros días.

Cuando la vivienda se desarrollo en dos plantas, la primera se destinaba a las accesorias, bodegas y cuartos de criados: mientras que las habitaciones de la familia se dispusieron en la planta alta a la cual se accedía mediante una escala en recodo.

Ya sea en el acomodo de vivienda colectiva o en la unifamiliar las viviendas refuncionalizadas del porfirismo fueron la respuesta de la gente por adaptar sus espacios a las nuevas condiciones que presentaba la sociedad en ese momento. Ni todas las viviendas colectivas caían en la descripción de las malolientes vecindades ni las unifamiliares fueron la exquisitez de la época, hubo vecindades consideradas como “decorosas” así como unifamiliares en estado de abandono. Sin embargo, la mayoría, tanto de un subgénero como del otro, caían en las descripciones antes señaladas correspondiendo cono similitud en el equipamiento urbano al que accedían; contrastando así, radicalmente, la habitabilidad en la viviendas.

Paralelo a la refuncionalización se construyeron casas de campo en los suburbios. Como sus propietarios eran personas de “buenas familia” casi siempre contaron con la asesoría de un profesionista en la construcción, ya fuera arquitecto o ingeniero, que presentaron sus proyectos con todos los adelantos tanto técnicos como expresivos que se conocían en el momento. En ellos fue recurrente la adaptación de modelos que recuerdan los construidos en Europa, como los palacios italianos o las villas francesas así como el lenguaje clásico o medieval que emplearon. Son casas compactas cuyo vestíbulo suele ser el núcleo de distribución de las habitaciones, rodeadas de fastuosos jardines.

Es evidente que habían hecho alianzas con personas destacadas en la política como la familia Fernández de Jáuregui ;- Juan Manuel Fernández de Jáuregui y Timoteo Fernández de Jáuregui fueron gobernadores del estado, en las fechas en que los Mota adquirieron la mayor parte de sus propiedades – 1849 – 1850 y 1884 respectivamente posteriormente una de las hijas de don Amado, María heredera de Alfafayucan, casó con Alfonso Fernández de Jáuregui.

Hay indicadores de la amistad que existió entre los miembros de esta familia y el general Porfirio Díaz ”... cuando el general Díaz visito Querétaro para inaugurar la línea del ferrocarril México - Guadalajara, la hacienda de El Lobo arregló un carro con una máquina movida por vapor que iba funcionando. Los artísticos adornos del carro eran útiles de labranza y productos de todos los cultivos de la finca. Al pasar por la calle de Montesacro estaba al frente de la Casa Mota un elegante coche de camino nuevecito. El señor don. Juan Mota personalmente invitó al general Díaz a que continuase su excursión en su coche y como don Juan iba manejando, el presidente se colocó en el pescante al lado del acaudalado señor, partiendo el coche tirado por siete yeguas negras de gran alzada, únicas de la ciudad. El guayín lo había comprado Mota en su gira por Europa y Estados Unidos de la que acababa de llegar.


“... es evidente que había recursos, había idea de entrar en un proceso económico más global y con ello, no aparecen grandes endeudamientos e hipotecas que condujeran a subastar en periodos cortos las haciendas, aspecto evidentemente ligado a la forma de estructura lograda por los Mota. Extensiones amplias, redes de organización para llevar a cabo el trabajo, inserción en un mercaso más amplio, “buenos tratos” para medieros, peones y demás trabajadores de las haciendas; desarrollo de tecnologías para garantía de los factores de producción, etc...” (La hacienda de El Lobo, Flores Olague, 1989: 404 – 409).

Por la información oral recogida en la zona para fines de la década de los 20’s, se podría asumir, que aún cuando la Hacienda de Alfafayucan era mayor en extensión con una infraestructura destinada a la crianza de ganado en grandes cantidades a juzgar por el tamaño de corrales y zahúrdas, era en El Lobo donde se organizaban las actividades de la zona. Todo cuanto concernía a cuestiones de producción, comercialización y cultivo, mercadeo, transporte y sobre todo, la división del trabajo, contratación, pagos de salarios, habilitaciones, dotación de tierras en mediería y aparcería, así como de solares para vivir, cambios de adscripción entre los trabajadores o asignación de labores temporales en otros sitios y, en fin, todo lo relativo a los trabajadores del complejo, es decir, la mayor parte de los habitantes de todas las comunidades aledañas.

En cuanto a los descendencia de estas familias, no se han encontrado datos sobre ninguna de ellas, sólo se sabe que doña Josefa tenía una sobrina llamada Carmen y que se fue con ella cuando abandonó la hacienda.

“Yo que sepa las hermanas de la patrona eran mayores que ella, pues que la más antigua fuera la que dicen que vivía en Amazcala, luego la de en medio era la dueña de Fafayuca y luego ya Doña Josefa. Doña Josefa ya era grande, y yo creo que ya se casó medio maciza y por eso no tuvo hijos, pero se veía que fue muy bonita.
Alta, blanca, delgada y siempre ‘taba peinada de chongo. Don Marcos era güerote, colorado, muy risueño y trabajador, pero mucho más joven que la señora y se llevó lo que quedaba y la dejó a su suerte. Nadie volvió a verla cuando se fue con su sobrina Carmen, que era la única pariente que se les conocía, yo supe que la señorita también murió hace como 15 años.....” (don José, 1991).

“Nosotros trabajábamos de criadas en la hacienda, Yo era la cocinera, mi hermanita la que echaba las tortillas y mi hija la recamarera. Pero entonces El Lobo estaba bonita, era más mejor que Amazcala. Dos años estuve de cocinera en la hacienda.
El patrón grande ya se había muerto, se llamaba don Amado y su Hermano don Juan Mota. Los patrones de entonces eran doña Josefa Mota y don Marcos Rossano y los de Fafayucan eran sus hermanos, uno de uno y otra de doña Josefa; ai en El Lobo también vivía una sobrina de la patrona que se llamaba Carmen, era la hija de su hermano Amado que ya había muerto. Quesque se había dado un balazo porque se jugó el rancho de Jesús de Jesús María en un conquián y lo perdió quien sabe.
Yo todavía conocí a doña Dominga, la mamá de la patrona, pero ella ya no vido esta guerra, porque se murió desde la gripa mortal. Ya de los Mota quedaban puras huérfanas: estaba doña María, la dueña de Amazcala; de Fafayucan y doña Josefa, de El Lobo...”

Para El Lobo, la época de bonanza se ubica por los testimonios orales hasta bien entrada la década de los 20’s, aunque es evidente que el que el proyecto de expansión en cultivos y cría de ganado comenzó hacia la sexta década del siglo XIX y principios del XX, es decir cuando fue adquirida por la familia Mota.

Era el 20 de diciembre de 1903 la fabrica de San José – textil- fue hecha y fundada por el señor don Juan de la Mota y hoy pertenece a una compañía extranjera...” (Frías, 1988: 189 – 221).

 

v:shapes="_x0000_i1026">

 

Casa Mota

Como ya se mencionó la casa Número cuatro de la Primera calle de Santa Clara hoy Madero poniente 71 tal vez se construyo por la mitad de los años de 1770 y en el año de 1810 era propiedad del Comandante del Batallón Urbano de Querétaro Don Fernando Romero Martínez, al ir empobreciendo la familia Romo Martínez, que tenía por heredad la inmensa hacienda de “El Colorado”, hubo de venderla, por los años de 1870 a 1890 presto servicio como mesón con el nombre de “Mesón de la Luz” que para distinguirse tenía en el cubo de entrada un nicho con una escultura de Nuestra Señora de la Luz.

Por el año de 1990 la familia Mota que era familia de Hacendados compró esa casa y la demolió para edificar ahí un suntuoso edificio con la fachada y el patio construidos con cantera rosa y que fue proyectado y dirigido por el ingeniero Don Lorenzo Corona. La edificación se comenzó por el año de 1901 y se terminó en el de 1906, esta influida su fabrica por la tendencia ítalo francesa de la época, siendo sin embargo en su conjunto bella y notable. Se concluyó en 1906 y sacó un costo de cerca de $60,000.00 según noticias.

Cuando Querétaro fue Capital Nacional desde Noviembre de 1916 hasta Febrero de 1917 para formular en el Teatro Iturbide la Constitución Mexicana el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista y Encargado del Poder Ejecutivo don Venustiano Carranza tuvo como su residencia particular a esa lujosa mansión.

Durante dieciocho años el edificio de La Cada Mota se transformó en el Palacio de Gobierno del Estado pues ahí se instalaron las Oficinas Estatales desde el año 1929 hasta la Administración del Lic. Agapito Pozos, que trasladó los Poderes del Estado a su actual residencia, ubicada en la Esquina de Madero y Ocampo, cuyas mejoras inaguró el entonce Presidente de México, Licenciado don Miguel Alemán, el día primer de octubre de 1947.

En la actualidad la Casa Mota se reta para oficinas de la III Legislatura, exceptuando lo que es la Capilla de la Casa-

El Constructor fue Lorenzo Corona Camacho, Ingeniero (1845 – 1913) estudió en el Colegio Civil del Estado, Querétaro. En la misma ciudad construyó lo siguiente: casa en Juárez # 40 (hacia 1890); hospital del Sagrado Corazón (1891- 1908); fachada de la casa en Hidalgo # 15 (1892); casa en Hidalgo # 66 (1898); casa en Madero # 71 “La Casa Mota” ( 1906); casa en 5 de Mayo # 18; fachada de la Escuela Normal (1907); Escuela para Niños Pobres (1906 – 1914); asilo para ancianos (hacia 1920).

 

 

 

Tecnológicos

Sistemas y Procedimientos Constructivos en el Siglo XIX

En este siglo es, cuando por la influencia de materiales y técnicas de procedencia extrajera, amplían la forma de construir en la Ciudad de México. Por lo tanto también en Querétaro. La utilización de la prefabricación e industrialización de los materiales dio lugar a nuevas alternativas, sin olvidar por ello el empleo de los materiales y técnicas tradicionales empleados en los siglos anteriores. Esto se ve reflejado en el sistema constructivo de la Casa Mota.

Algunas de las aportaciones en cimentación que aparecen en este siglo son el escarpio en la mampostería; las plantillas a partir de capas de arena compactadas; el uso del sistema Caballer, que consistía en un conglomerado de mezcla hidráulica y pedacería de ladrillo en capas alternadas; utilización de rieles como emparrillado o sobre la cimentación de piedra, a manera de cadenas de repartición, así como ahogadas en concreto (procedimiento llamado de "Chicago") ya para principios del siglo XX, algunos de estos sistemas se reemplazaron por zapatas y plataformas de concreto armado y pilotes.

En la superestructura se incrementa el uso de tabique como material estructural. Se inicia su empleo como refuerzo horizontal y vertical en muros do adobe y tepetate.

El uso del metal se amplía a la estructura de las construcciones; se emplea como armaduras; viguetas y apoyos, así como en los elementos (le protección (rejas y barandales). También se usó en la construcción de puentes, compuertas para presas, Kioscos. Estaciones de ferrocarril y mobiliario urbano (postes y bancas) entre otros.

En lo que a cubiertas y entrepisos se refiere, se usó la vigueta de acero con lamina¡ de zinc acanalada o ladrillo, formando bóvedas "catalanas", Como recubrimiento y ornamentación en cubiertas, se utilizaron nuevos materiales tales como la teja de fibrocemento, cartón asfáltico, láminas (le cobre, placas de pizarra importadas de Bélgica lámina galvanizada y balaustradas de cemento prefabricadas..

Se hizo profusa la decoración a base de yeso y estucos diversos en la ornamentación de plafones.
Se utilizan los vitrales emplomados en la vivienda.


Análisis de Plantas Arquitectónicas

Se describió cada una de las partes que integran la Casa Mota, subdividiéndola por áreas. La Planta Arquitectónica esta integrada de las siguientes partes que son:

 

PLANTA BAJA

Acceso Principal
El acceso principal de la Casa Mota da hacia la Calle Madero, en el cual sé tienen un acceso por medio de un pórtico. Este hace un preámbulo para el patio principal. La construcción del inmueble esta pegado hacia la calle.

En el Patio principal se encuentra una fuente central, que se tenia este concepto del los principios Islámicos, pero el elemento más importante en este patio es su escalera principal que es una de los adelanto de esta época porque no es una escalera recta sino que en su primer cuerpo tiene una forma semicircular, que de da una gran belleza, además de estar adornada con un mural.

Alrededor de este patio se localizan varios locales que fueron utilizados como área Social. Esta es el área de Relación y Recreación del inmueble. En esta área se desarrollaban actividades tales como recibir visitas, platicar, leer, escribir, beber, oír música, jugar, coser, bailar.

En el patio 2, también se establecen locales alrededor del patio. Es el área de servicios de porque aquí tenemos los Sanitarios, y los lavaderos.

En el patio 3 es una área donde se amaraban los caballos, todavía se observan los elementos para esto, además que este acceso tiene una gran puerta de entrada para que el caballerango entrara montado en el caballo.

Alrededor de este patio hay algunos locales, en uno de estos en junio del 2001 que se estaba teniendo una intervención para adaptarla para la III Legislatura, se encontró un túnel, que comunicaba ala Casa Mota, con otros edificios importantes, de la época como iglesias, entre otros.

Este acceso era para los empleados de servicio que tenía la familia Mota, esta ubicada en la calle Pino Suárez.

 

Uno de los accesos a la planta alta es la escalera principal que está en el primer patio, en esta planta alta están ubicadas las recámaras de los dueños del inmueble, además de la recámara principal que da la vista hacia Madero.
Cada una de las recámaras están con pinturas murales tanto en pisos y techo. Este elemento es el que distingue las habitaciones de los dueños, de los empleados de servicio. Las habitaciones están comunicadas unas con otras. Hay un pasillo que comunica en planta alta a los pasillos 1 y 2 , en uno de los lados se encuentra la capilla que está a un costado de la escalera principal, además del comedor decorado con madera tallada en el techo. En el otro lado hay recámaras de los dueños.
Hay otra escalera que es de servicios en el patio 2, en esta área se encuentran los lavaderos y un pequeño baño de servicios, además de las habitaciones para la servidumbre de la familia Mota, además de que al lado del comedor está la cocina de la Casa Mota, esto se deduce, porque en este local aun se conserva mosaico original.
Por medio de unos pequeños pasillos laterales se llega al patio 3 donde se encuentra como un área donde se ponían las aves, que tenía la Familia Mota.


Análisis de Fachadas

La Fachada Principal de la Casa Mota, ubicada en la Calle Madero poniente No. 71.
Esta fachada se puede clasificar en el estilo Neoclásico

 

 

 

 

PLANTA DE AZOTEA

En esta área de azoteas se encuentra un pequeño mirador, que la familia utilizaba para observar la ciudad desde esta parte esta en un tercer nivel es el único elemento construido en la Azotea.

Porque la ideología del siglo XIX, era de gran categoría tener un lugar de este tipo para salirse por la tarde a ver el paisaje, por esto se creo dentro de la Casa habitación, este local. Además que se encuentran una pequeña escalera de caracol de hierro, que lleva hacia la azotea, donde se encuentra un mirador

La Casa Mota no esta basada en Proporción Áurea pero si tiene un eje de simetría, quiere decir que todo lo que tiene en un parte de la fachada lo tiene en la otra. El orden clásico de la fachada se encuentra empotrado a los muros en un clasicismo plano, embarrado bidimensional.

En cuanto a los frontones, el frontón circular 1 se encuentra en la parte superior de la fachada en la parte central y tiene en los vanos de la planta alta los frontones circulares 2. Los Balaustres de la fachada principal se encuentran en la parte superior de esta aun costado del frontón circular 1. En cuanto a Ménsulas y Modillones, se encuentran, en la planta alta debajo de los barandales de acero.

El material utilizado en esta fachada es la Cantera Rosa, en la cual tallas todos los elementos que dan representación al neoclásico en México. En esta fachada se puede observar el bajorrelieve de los muros.

 

Fachada Patio 1

La fachada Patio 1, es de estilo Neoclásico Mexicano, esto se nota en la Virgen que se encuentra en la parte central de la fachada, en esta fachada aunque no se encuentra la sección áurea, pero si tiene su eje de simetría, que ya mencionamos que es que tenga de un lado todos los elementos igual que en el otro.

Esta fachada tiene dos cuerpos en el primero cuenta los dos arcos de medio punto que lo soportan unas columnas cuadradas. En el segundo cuerpo se encuentran las columnas circulares con gran esbeltez.
En cuanto a elementos ornamentos menores de la arquitectura neoclásica se pueden apreciar en esta fachada los Balaustres, como remate del cuerpo uno y en el cuerpo dos se encuentra unos dentículos de remate.

En el segundo cuerpo se encuentran unas columnas circulares que tiene hojas de abacanto, además que en las esquinas tienen sus columnas circulares pareadas.

 

Fachada Patio 2

En la fachada del patio 2 se divide en tres cuerpos. En el primer cuerpo se observan arcos de medio punto. En esta fachada se encuentran elementos. Que hacen pensar que es Musulmana, por sus arcos en herradura, que se encuentra en el segundo cuerpo, Sino también los arcos poli lobulados, en el tercer cuerpo de la fachada.

 

Fachada Patio 3

En el patio 3 se encuentra una fachada muy sencilla a comparación de las demás en esta se tiene un arco de medio punto como puerta, y un pequeño ornamento de un jarrón en el centro de la fachada también se puede decir que tiene un eje de simetría.

 

Fachada Posterior

En la fachada Posterior, es la de servicio de la Casa Mota, esta realmente no tiene mucho que describir solo cuenta con un pequeño remate de cantera en la parte superior de la puerta de acceso de servicio.

 

Análisis del Estilo Arquitectónico

Por todo lo mencionado anterior mete se puede decir que como son varios los estilos que interviene en la Casa Mota, es de estilo Ecléctico porque el Eclecticismo se basa en el empleo de una mezcla de estilos históricos. La Casa Mota combina desde el islámico en el concepto de su fuente, hasta el Musulmán en fachada del 2 patio, también en Neoclásico en su fachada principal y su fachada del patio 1. Por lo tanto se llega a la conclusión de que el estilo arquitectónico de la Casa Mota es el Ecléctico.


Los Colores son los que se usaban en el Porfiriato que son tonos pasteles. Las texturas son a base de aplanados lisos. También se tiene el uso de madera tallada en el Techo muy elaborada, esta se encuentran en el techo del comedor porque en el centro se tiene un dragón, así como una cenefa de fruta a todo alrededor del techo en el comedor de la edificación.

Otro ejemplo representativo es en la Recamara principal donde se observan 2 diferentes texturas una hecha de yeso y la otra de madera tallada.

 

Análisis del Manejo de la Luz Natural

En el manejo de la luz Natural, es por los tradicionales vanos, como ventanas. Pero se incluyen los domos en la techumbre, dado que la Casa Mota, sus habitaciones están intercomunicadas unas con otras. En algunas de la recamaras para solucionar el problema de la iluminación el ingeniero Lorenzo Corona Camacho se utilizaron vanos en el techo (Domos).

Los recursos económicos de la familia Mota eran bastos; Esto lo demuestra la pintura de esta casa que eran muy elaboradas y tardada desde los de los techos de patio principal entre viga y viga esta pintada con grecas, en tonalidades azules, hecha de cal y pigmentos.

Cada una de las recamara de los dueños, tienen pintura mural, tanto en techos como en muros y ninguna de ellas es repetida siempre se distingue por ser un diseño nuevo en cada uno de ellas. La pintura esta hecha con base de cal añadiéndole pigmentos naturales a partir de tierras.

Además de tener la Casa Mota una pintura al subir las escaleras principales esta fue pintada por el Padre José Mozqueda, humilde pintor Queretano. Que tuvo como ayudantes al famosa pintor Diego Rivera. La pintura que esta subiendo la escalera principal en una pintura realista que representa una escena taurina.

También Pinto la Capilla de la Casa Mota, la cual a causado polémica porque Diego Rivera ayudo a pintarla a José Mozqueda, por lo cual los dueños de la Casa Mota, no dejan que nadie tenga acceso a ellas.

En el exterior de la Casa Mota, se tienen pinturas de base de cal por medio de unas grecas en todos los muros desde el segundo patio, esto también se observa en lo que es la fachada posterior Pintura en una de la Recamara de los dueños, pintada con tonos pasteles, en esta se aprecian los tonos fríos como son el azules, grises, entre otros. Aquí pusieron pintadas unas columnas en cada una de las esquinas de la recamara.

Pintura en otra de las Recamaras de los dueños, pintada con tonos pasteles, en esta se aprecian los tonos cálidos como son los rosas, rojo, entre otros. Se puede notar que aquí solo se utilizo en el diseño puras grecas.
Escultura.

 

 

En cuanto a escultura la poca que se tiene es de un nuevo material que es el acero son unos dragones que marcan la fecha de inicio de lo que es la Obra de la Casa Mota y su terminación. Se construyó de 1898 a 1905, por lo datos que nos dan estos Dragones en un abdomen.

Además De las Escalera que tienen un forjado de acero muy elaborado. Esto se puede observar más el la escalera de Caracol que sirve para acceder a los que es la azotea.

 

 

Escultura del remate de la escalera principal, es un dragón, el cual tiene la fecha de inicio (en el año de 1898) de la Construcción de la Casa Mota, hecho en acero, que es un nuevo material del siglo XIX. Escultura del remate de la escalera principal, es un dragón, el cual tiene la fecha de Terminación ( en el año de 1905) de la Construcción de la Casa Mota, hecho en acero, que es un nuevo material del siglo XIX.

 

Conclusiones

La casa Mota es un ejemplo de la arquitectura de principios del siglo xx donde la estratificación social y los espacios muestran los valores costumbres y tradiciones de la sociedad de este período.
Este objeto arquitectónico es característico de la vinculación existente entre sistemas de construcción y estilo, además de la interacción de la escultura y la pintura.

 

Bibliografía